José Manuel Vera, @jmveraortiz. Periodista especializado en
ciberseguridad y tecnología; director de Behacker.es @behackermag

Las vacaciones son el momento del año en el que muchos ladrones aprovechan para hacer su agosto. Y los cibercriminales tampoco pierden esta oportunidad. Dicen que los actuales niños son ‘nativos digitales’ porque han crecido con la tecnología. Pero poca gente la usa con unas mínimas medidas de seguridad por lo que, realmente, vivimos en un mundo de ‘incultos digitales’.

Para no ser uno de ellos, el verano es un momento perfecto para comenzar a poner tu vida digital en orden. Y no hace falta gastarse dinero. Actuar en el mundo digital con el mismo sentido común que en tu vida física te evitará muchos lamentos. Piensa ‘a lo hacker’, expertos en ciberseguridad, movidos por la curiosidad, que llevan la tecnología al límite para mejorar el mundo.

¿Un primer paso? Protege tu privacidad revisando la configuración de tu e-mail y de las aplicaciones del móvil. Verás a qué has dado permiso -incluso sin saberlo- y a qué no. Por ejemplo, ¿sabes que por usar Google Maps se registran todos los lugares a los que vas? ¿O que cuando hablas con Siri en tu Iphone Apple envía tus conversaciones a EE.UU.? Ni que decir tiene los datos que comparten de ti redes sociales como Facebook o Twitter gracias a que has aceptado sin leer todas sus condiciones de uso. En Internet si algo es gratis, el producto eres tú.

Además, recuerda que el cibercrimen gana miles de millones cada día a costa de incautos que piensan “lo que yo tengo no vale nada”. Y cuando ven cifrado su ordenador o móvil pagan rápido el rescate que les piden -aunque normalmente no consiguen recuperar la información-. Por eso nunca bajes la guardia ni desdeñes a los malos. Las medidas más importantes y eficaces parten de usar el sentido común:

1.- Si vas a estar fuera un tiempo prolongado, apaga el router de casa. Evitarás que alguien lo use para un delito -haciéndose pasar por ti- y te acusen a ti.

2.- Jamás comentes en redes sociales que estás de vacaciones ni muestres datos personales -joyas que llevas puestas, por ejemplo-. Los cibercriminales están muy atentos para entrar en casas que saben desocupadas o tomar nota de las joyas que guardarás a tu vuelta en ella.

3.- Actualiza todos tus programas informáticos y las apps del móvil, suelen incluir mejoras de seguridad que evitan que sean hackeadas.

4.- Por supuesto, usa en tus dispositivos un antivirus, ya sea gratuito o de pago. Sobre todo en el móvil en el que guardas tus contactos, fotos y vídeos y que cada vez es más objetivo de los criminales por el valor que tiene para la gente. Se calcula que el 5% de los móviles está infectado por algún software malicioso.

5.- Actualiza las contraseñas de tu email y redes sociales. Usa claves que sean robustas -con, al menos, ocho caracteres y mezclando letras, números y símbolos-. Así que no uses contraseñas predecibles como 1, 2, 3, 4, tu nombre, el de tu pareja, tu horóscopo… Ni ninguna palabra que aparezca en el diccionario. ¿Quieres saber si te las han robado alguna vez? Consúltalo en la web haveibeenpwned.com

6.- No te conectes a wifi públicos -es muy fácil simularlos y haciéndose pasar por ellos robarte todo lo que tienes en el móvil u ordenador-. Compensa gastar datos que correr ese riesgo. Además, conviene hacerlo a través de los llamados servicios VPN -Red Privada Virtual- que cifra tus comunicaciones y evita saber desde donde te conectas. De esta forma, aunque intercepten tu comunicación no podrán leer tus datos y claves.

7.- No abras emails que te prometan regalos increíbles que nadie te haría. Es muy habitual en estos meses campañas de email falsos haciéndose pasar por tu banco para que confirmes tus claves -y robártelas- o facilites datos personales para conseguir un regalo increíble.

8.- Si tienes hijos conviene tener instalado en sus móviles un software o apps conocidas como ‘control parental’. Hay desde el gratuito de Windows hasta otros de pago como Custodio, Eset o Kaspersky que permiten saber dónde está y qué webs consultan o detectar comportamientos anómalos filtrando palabras claves en redes sociales.

9.- En estos meses es cuando los cibercriminales realizan más campañas de suplantación de marcas, anuncios de pisos de alquiler de vacaciones falsos, roban el número de tarjetas de crédito y, también, intentan quedarse con todo tipo de claves para venderlas luego en el mercado negro que hay en el llamado internet profundo. Así que usa el sentido común y huye de ofertas que ‘suenan raras’.

10.- Recuerda como dice el conocido bloguero ciber ‘Angelucho’: “Tú eres tu mayor vulnerabilidad pero también puedes ser tu mejor antivirus”.

Se trata de ponérselo difícil a los cibermalos y hacer que tu vida digital sea segura, no dejando puertas abiertas, activando ‘la alarma’ en vacaciones y, sobre todo, pensando ¡a lo hacker!