Fue en 1971 cuando la organización de ámbito mundial, Cruz Roja, llegó a Collado Villalba con el compromiso de aliviar el sufrimiento humano y trabajar siempre al lado de los más vulnerables. Solamente en 2018 han atendido a más de 8.500 personas. De origen gallego pero afincada en Madrid, María del Carmen Villanueva Pérez lleva más de 40 años de voluntaria en Cruz Roja y ahora, como presidenta de la asamblea local, nos concede esta entrevista para nuestro segundo número.

“Tenemos voluntarios de todas las edades, desde los 16 hasta los 86 años”

Pregunta.- ¿Cuál es la historia de Cruz Roja en la comarca del Guadarrama? ¿Cuándo llegaron a la localidad?
Respuesta.- La historia de Cruz Roja Collado Villalba tiene 49 años al servicio de los villalbinos. En un primer momento, la labor se centró en el auxilio de las personas, desde el Puesto de Socorro. Posteriormente y conforme ha ido evolucionando la sociedad, la organización se ha ido adaptando e incorporando programas, dando respuesta a las necesidades sociales de nuestros vecinos.

Cruz Roja Collado Villalba en la actualidad presta servicios en 6 localidades del valle del Guadarrama: Navacerrada, Becerril de la Sierra, Collado Mediano, Alpedrete, Moralzarzal y Collado Villalba.

P.- ¿Qué balance hacen de estos años?
R.- En la rápida evolución de la sociedad en la que vivimos, Cruz Roja Collado Villalba mira al presente y al futuro de nuestra institución, intentado trabajar desde un enfoque integral dentro de un marco estratégico de inclusión.

Cada día nos exigimos más, y creo que la vida de los vecinos ha mejorado en estos 49 años, pero quizás muchos vecinos se sorprenderán del número de personas que ayudamos en Cruz Roja.
Desde el inicio de la crisis económica la sociedad ha acumulado un profundo deterioro como consecuencia de la caída del empleo. Muchas personas que ya antes de la crisis estaban en situación de vulnerabilidad han dejado de buscar activamente empleo, desmotivadas por un contexto tan desfavorable que ha supuesto una precarización del empleo y un endurecimiento de las condiciones laborales que afectan especialmente a las personas en situación de dificultad social. Así que aún tenemos mucho trabajo que hacer por las personas; en nuestros municipios hay muchas necesidades y estamos para estar cada vez más cerca de las personas.

P.- ¿Qué funciones y programas llevan a cabo?
R.- A día de hoy, Cruz Roja Collado Villalba es una asamblea dedicada, fundamentalmente, a la Intervención Social; área en la que desarrolla programas como Empleo para colectivos vulnerables, Personas Mayores, Inmigrantes y Refugiados, entre otros.

P.- ¿A cuántas personas han ayudado a lo largo del año?
R.- Nuestra asamblea local desarrolla cerca de 40 proyectos dentro de 15 programas, enmarcados en los 9 planes de acción en los que se articula la actividad de Cruz Roja Española: Plan de Intervención Social, Plan de Socorros y Emergencias, Plan de Salud y Medio Ambiente, Plan de Cooperación Internacional, Plan de Formación, Plan de Voluntariado y Participación, Cruz Roja Juventud, Plan de Captación de Fondos y Donación de Sangre. A través de ellos, los más de 350 voluntarios que colaboran en la Oficina Local y casi 4.000 socios, atienden a más de 8.500 personas (son datos de 2018).

P.- ¿Qué programas de empleo tienen en marcha?
R.- El plan de empleo se estructura en función del perfil de las personas, mayores de 30 años y menores de 30, que pertenecen a Garantía Juvenil. Durante 2018 acompañamos a 219 personas en su búsqueda de empleo (115 inscritas en Garantía Juvenil). De ellas, 124 recibieron formación y 65 encontraron un empleo.

Nuestra intervención se complementa con la identificación y mejora de las competencias personales imprescindibles para el desarrollo profesional y en general para la vida diaria. ¿Cómo lo hacemos?, a través de orientaciones individuales y grupales, acercamiento a las nuevas tecnologías, la formación en capacitación profesional y el contacto con empresas que generan ofertas de empleo.

P.- ¿En qué consisten las campañas contra la pobreza infantil?
R.- Cruz Roja estructura su labor hacia la infancia en situación de vulnerabilidad a través de proyectos y de campañas como ‘Desayunos y Meriendas con Corazón’, recogida de juguetes ‘Sus derechos en juego’, y recogida de material escolar ‘La Vuelta al Cole’.

Los proyectos se centran en promover hábitos saludables y en lograr el éxito escolar, que es una de las claves para alcanzar la integración social. La ciudadanía responde con generosa solidaridad y esfuerzo a nuestras campañas, que en varias ocasiones nos han hecho ser la asamblea local, a nivel autonómico, que más material escolar ha recibido.

P.- ¿Cómo es el voluntario de Cruz Roja?
R.- Nuestro personal voluntario tiene cualquier edad o condición social, es cierto que casi 2/3 partes son mujeres. Tenemos voluntarios desde 16 hasta los 86 años. Pero todos tienen la característica de ser personas comprometidas socialmente, que quieren hacer algo para mejorar su entorno, que quieren cambiar las cosas.

Hacer voluntariado en Cruz Roja es mucho más que acción social, es un compromiso humanitario con la sociedad, con las personas más vulnerables y con los valores del movimiento más grande del mundo. El personal voluntario es la piedra angular de nuestra Institución, con el que tenemos la obligación de formarle, proporcionarle los recursos para una acción de calidad e integrarle en las labores directivas y de gestión. El pasado día 8 de mayo celebramos el Día Mundial de la Cruz Roja y Media Luna Roja, somos parte de un movimiento internacional que responde ante conflictos armados, donde se produzca un desastre natural, una crisis humanitaria, donde existan situaciones de vulnerabilidad, en definitiva, donde se necesita esperanza.

P.- ¿Cuál es el área que más atención necesita?
R.- Todas requieren nuestra atención. Pero cada área es distinta, Personas Mayores requiere más personal voluntario, Medio Ambiente está empezando a crecer en acciones y voluntarios. Intervención Social requiere mucha dedicación por el tamaño del plan. En Cruz Roja nos caracterizamos por ser una entidad con un bagaje en el ámbito social bastante dilatado. De esa experiencia, para poder extraer las buenas prácticas, surgen formas de trabajar y metodologías estandarizadas. Una de ellas es sin duda, el Marco de Atención a las Personas, conocido como el MAP. Es un procedimiento referente para la entidad a nivel nacional, ya que es el procedimiento principal para poder ofrecer una respuesta integral al eje que mueve toda la maquinaria en Cruz Roja, las personas en situación de vulnerabilidad a las que atendemos ofreciéndoles un Plan Personalizado de Intervención. Nuestros equipos son multidisciplinares y somos capaces de responder de forma integral a la vulnerabilidad de las personas que atendemos.

P.- En las campañas de donación de sangre, ¿son muchas las personas donantes?
R.- Las campañas de donación de sangre se organizan nivel autonómico y desde la asamblea local colaboramos en la difusión de estas, necesidades de tipos de sangre, horarios y lugares donde estará el autobús. Además, algunos de nuestros voluntarios participan en las campañas cercanas ayudando en diferentes tareas.

La principal motivación del donante de sangre es ayudar a salvar o mejorar la vida de aquellas personas que necesitan una transfusión de forma desinteresada, solidaria y altruista. Es en definitiva otra forma de compromiso con la sociedad, otra manera de colaborar con Cruz Roja.

P.- ¿Qué pueden hacer las personas que estén interesadas para ser socios o voluntarios?
R.- Accediendo a la página web de Cruz Roja española, www.cruzroja.es. Y para sumarse a nuestro equipo de voluntariado, pueden pasarse por la asamblea y apuntarse a una de las sesiones informativas para solicitantes de voluntariado, 2 al mes o pueden llamar al teléfono 913 609 594. Ahora estamos en plena campaña del Sorteo de Oro que se celebra el día 18 julio, es una oportunidad para colaborar, comprando un boleto, que además este año han sido diseñados por celebridades como Maribel Verdú, Rafa Nadal, Jesús Calleja o Niña Pastori entre otros. Invito a todas las personas que nos lean, a pasarse por nuestra asamblea, conocer nuestros proyectos y colaborar con nosotros para mejorar la vida de otras muchas personas. Hay mil maneras de participar y solo es necesario querer luchar contra la vulnerabilidad de las personas.

Texto y foto: Antonio Blanco Herranz