Surgida de un grupo de vecinos constituidos en sociedad en 1978

En la Villa de Collado Villalba (Estación), el 10 de abril de 1930 a las 22 horas se reunió una comisión que, pese a cuatro votos en contra, conformó la primera directiva de la Sociedad: Alejandro Alonso Peña, presidente; Emilio Rubio Martínez, vicepresidente; Mariano Carretero Molinero, secretario; Pedro Zorra Muela, tesorero; Porfirio Ramírez Martín, contador; y Mariano González y Adelardo Gómez Tey, como vocales…”. Así rezaba el acta fundacional de la Sociedad del Centro Cultural Recreativo e Instructivo “El Paraíso”. Comenzaban los años treinta y el objetivo de este grupo de vecinos del barrio de La Estación era crear un centro cultural siguiendo la corriente de la España de aquella época, como era el caso del salón “El Capricho” en Collado Villalba (pueblo).

En julio de 1932, la Sociedad compra a un militar por algo más de mil quinientas rubias el solar donde actualmente se erige hoy el Centro y ese mismo año se inician las obras del que sería inscrito en el registro como Teatro “El Paraíso”, con trescientos sesenta y seis metros en planta donde poder dar cabida al escenario, los camerinos, el patio de butacas, el anfiteatro, los servicios y el ambigú.

Fachadas del centro cultural El Paraíso en diferentes épocas.

Tras estallar la guerra civil española en 1936, toda la actividad teatral del Centro se interrumpió por completo pasando a convertirse en una cárcel durante el tiempo que duró la contienda. Tras la guerra, y debido a la destrucción de la Iglesia Parroquial de la Santísima Trinidad, el edificio hizo la labor de iglesia de 1939 a 1945. En estos años, la situación económica del Centro era muy grave y hubo que ceder la explotación del teatro como cine, causando muchos problemas. Explotado durante años por aquel que no era ni miembro de la Sociedad ni siquiera vecino, los verdaderos propietarios decidieron reclamar sus derechos y tras una larga y legítima lucha, consiguieron que les dieran la razón y el Centro volvió a manos de sus socios. A partir de entonces, la Sociedad utilizaría el lugar para varias actividades, entre ellas como sala de baile y bingo y, por supuesto, para obras de teatro.

Pero no fue hasta 1978 cuando la Sociedad aprueba la creación de la Peña ‘El Paraíso’, como reza en el acta: “Seguidamente el Directivo D. Angel del Real propone que la sociedad participe en las fiestas Patronales de Santiago Apóstol y que en su opinión la mejor manera de hacerlo es creando una peña que con orquesta amenice las fiestas con sus los pasacalles además de organizar juegos infantiles y 2 o 3 verbenas en la pista de la sociedad durante los días de fiesta. La idea es bien acogida por toda la Junta Directiva…”.

Esta peña lleva desde entonces siendo un referente en las fiestas patronales de Santiago Apóstol. En un principio se abrió la inscripción tanto a socios de “El Paraíso” como a gente no perteneciente a la Sociedad, creándose la peña como un apéndice de ésta.

Fijando su primera cuota en 50 pesetas, la peña C.C.R.I. “El Paraíso”, comienza a colaborar con el Ayuntamiento en festejos populares como las fiestas patronales, la Cabalgata de Reyes, los Carnavales, etc. Rápidamente la peña moviliza a los socios más jóvenes animándoles a participar. Así, en las fiestas Patronales de Santiago Apóstol de 1978, la peña comienza a con un total de treinta o cuarenta peñistas que tuvieron que costear parte de los gastos. Tras el éxito obtenido, la peña comenzó a subir como la espuma y en poco tiempo lograron reunir a más de 100 peñistas.
En 1979, de nuevo durante las fiestas patronales, la peña participa por segundo año consecutivo en pasacalles y actividades con el Ayuntamiento. Para entonces se contrata una charanga, se preparan verbenas nocturnas, y se logra traer al municipio orquestas para amenizar la velada. Viendo el éxito de ese año, y tras la demanda de amigos y vecinos de Collado Villalba que querían participar con los colores de la peña en unas fiestas tan entrañables como son las de Santiago Apóstol, se decide aumentar el número de socios. En 2014, y debido a la situación del Centro, se decide unificar la Sociedad y la peña, invitando a los peñistas a incorporase a la masa social del Centro, llegando así a los más de 600 socios actuales.

Izq.: actividad de la peña en fiestas. Centro: Junta directiva. Dcha.: Una instantánea antigua de Collado Villalba.

El edificio del Centro ha sufrido muchas ampliaciones y modificaciones desde su construcción del teatro en 1932, las más importantes realizadas en la década de los 90, donde se crearon los actuales salones de la primera planta.

“Todos podríamos contar mil historias familiares o personales sobre la pasión de nuestra peña, y por ello esta es la peña de todos aquellos que han antepuesto por encima de todo una fe en la Peña El Paraíso. No hablo del que presume de ser del Paraíso, que es la mejor peña del mundo, del que se desentiende de nuestra sagrada blusa cuando llega la noche, o del que ríe las gracias a los cuatro tontos de turno sobre nuestra peña, NO, ese no es el sentimiento, hablo de los que verdaderamente han luchado y aportado gotas de sudor y sangre por mantener viva la llama de nuestra peña, del que ha perdido horas y horas trabajando, luchando para poder pasar cinco días de los más inolvidables para todos nosotros, del que no se quita la blusa ni para ir al baño o del que no se lava la gorra en todas las fiestas para mantener ese inolvidable y entrañable olor a vino…”. Así es C.C.R.I. “El Paraíso”, una peña diferente que ha levantado pasiones y provocado una manera de vivir distinta a cualquier otra anteriormente conocida.

Texto: Ayer&hoy
Fotos: Peña ElParaíso