Deporte, música y diversión. Es la filosofía de los gimnasios Brooklyn. El pasado 29 de abril, el fitboxing, una disciplina que mezcla ejercicios de entrenamiento funcional de alta intensidad con movimientos de boxeo llegó a Villalba y lo hizo para quedarse. Situados en la calle Escorfina, esta metodología basada en la sincronización, la velocidad y la fuerza en sesiones de 47 minutos nos permite llegar a quemar hasta 1.000 kilocalorías en menos de una hora y, sobre todo, mejorar nuestra resistencia física, nuestro estado de salud y hacernos expertos en el arte de convertir el deporte en una experiencia única.

Entrevista a Jaime Aguado, entrenador

Pregunta.- ¿Qué es Brooklyn?
Respuesta.- Brooklyn Fitboxing es una experiencia de entrenamiento que combina movimientos de boxeo y kickboxing sobre sacos profesionales de 80 kilogramos. Es un deporte sin contacto y para todos los niveles. En Brooklyn adaptamos el nivel a las circunstancias de cada persona. Además, la tecnología presente en los sacos ha permitido monitorizar en tiempo real la fuerza de cada persona y las calorías quemadas durante una sesión, gracias al sistema de puntuaciones instalado en cada saco. Todo ello acompañado de una selección de música única que mantendrá el ánimo y la motivación durante los 47 minutos que dura la sesión. Es una experiencia única.

P.- ¿Puede haber varios niveles al mismo tiempo?
R.- Efectivamente. Eso es lo bueno de Brooklyn. Es decir, podemos tener gente que quiera una intensidad determinada y otros que prefieran una intensidad diferente. Tenemos clases que son de hasta 16 personas. El entrenamiento está dirigido por un entrenador cualificado que hará todo lo posible para que cada persona obtenga el máximo rendimiento de su clase en función de sus necesidades y objetivos.

P.- ¿Cómo es una sesión?
R.- Brutal. Son tramos de dos minutos con un golpeo determinado al saco, acto seguido tenemos otros dos minutos de entrenamiento funcional en el cual empleamos bandas elásticas y balones medicinales, entre otros materiales y donde también trabajamos con el peso corporal. Es decir, sales agotado. Es cierto que puedes programarte tus descansos dentro de la sesión, aunque si lo haces de forma continúa es súper intenso. En definitiva, son sesiones de 47 minutos de duración donde 10 se dedican a calentar e inmediatamente se da paso a 8 rounds de movimientos de boxeo y kickboxing combinados con 8 rounds de entrenamiento funcional de alta intensidad para terminar con cinco minutos de estiramientos completos.

P.- ¿Lleváis mucho tiempo aquí?
R.- Desde el pasado 29 de abril, es decir, llevamos muy poquito abiertos.

P.- ¿Qué objetivos persiguen las personas que acuden a centros como este?
R.- Pérdida de peso o tonificación. Al fin y al cabo, la gente que acude a estos centros es gente a la que no le gusta el deporte; quitando un pequeño porcentaje que si que acuden porque realmente les encanta la intensidad o el fitboxing. La verdad es que la mayoría de las personas vienen porque no les gusta mucho hacer deporte y prefieren tener un entrenador en cada sesión animándole y llevándole de la mano.

P.- ¿Qué baremo de edad suele tener vuestro público?
R.- El baremo de edad está entre los 30 y los 50. Aunque también tenemos gente joven de 18 años o gente un poco más mayor de 60 años.

P.- ¿Qué recomendaciones hacéis a los que quiere iniciarse en este deporte?
R.- Venir con ganas e ilusión y sobre todo a pasárselo bien. Y que sean conscientes de que es una actividad dinámica y sobre todo muy divertida.

P.- ¿Cuántas veces a la semana son las óptimas para conseguir nuestros objetivos lo antes posible?
R.- Depende del tiempo y de la forma física de cada persona, pero lo que recomendamos son dos o tres sesiones por semana. No recomendamos nunca más clases porque al ser una actividad de alta intensidad el cuerpo necesita siempre tener varios descansos a lo largo de la semana.

P.- ¿Es el único centro abierto en la zona?
R.- De momento sí. Tenemos otro centro abierto en Torrelodones que pertenece al mismo dueño.

P.- ¿Y qué precio tiene esta experiencia de fitboxing?
R.- Los precios al mes rondan más o menos los 50 euros, en función de si se viene dos o tres veces por semana. Y luego aparte tenemos bonos para la gente que no tenga continuidad y que únicamente pueda venir de forma más irregular. Además, está la promoción actual en la que solo por 9,95 euros se puede probar una clase y a cambio llevarse unos guantes y unas vendas de regalo.

P.- ¿Por qué crees que tiene que venir la gente a probar el método Brooklyn?
R.- Porque siempre es positivo probar cosas nuevas, porque van a descubrir que no es una actividad con contacto, y porque se lo van a pasar súper bien. Y lo más importante, van a cumplir sus objetivos. Y claro ahora que el verano está cerca, tienen ocho semanas por delante para conseguir el cuerpo que siempre han querido.

Texto: Ana Rodríguez Álvarez
Foto: Ayer&hoy