• La actividad se retoma incorporando todas las medidas de seguridad e higiene marcadas por las autoridades sanitarias.
  • Contará con 60 puestos de venta de todo tipo de productos de coleccionismo, antigüedades, segunda mano, libros y artesanía.

 

El popular Rastro Gigante de la Sierra de Collado Villalba retoma su actividad después de haber sido suspendido desde el pasado año 2020 a causa de la pandemia por la covid-19.

A partir de ahora, el mercadillo tendrá lugar los sábados alternos, comenzando el 27 de marzo, en horario de 10:00 a 15:00 h., en la Plaza de Los Belgas.

Este evento pone a disposición del público una gran variedad de artículos curiosos, de segunda mano y coleccionismo, antigüedades, libros y artesanía.

Este gran mercado al aire libre, con 60 puntos de venta, se configura como el lugar donde los vecinos y visitantes podrán encontrar artilugios curiosos y objetos antiguos, mientras disfrutan de la amplia oferta comercial y gastronómica de Collado Villalba.

Dada la situación actual provocada por la pandemia, se han adoptado diversas medidas para garantizar el correcto funcionamiento de esta actividad al aire libre, como el perímetro del recinto para controlar el acceso y salida al mismo, el control del aforo, limitado a 533 personas, el uso obligatorio de mascarilla, la disposición de gel hidro-alcohólico para el público visitante y el mantenimiento de la distancia de seguridad en todo momento y lugar del rastro.

Esta actividad, organizada por el área de Desarrollo Local, forma parte de la programación de eventos de promoción de los mercados de proximidad locales, de la artesanía y la venta de segunda mano.

En el Rastro tienen cabida artículos de segunda mano, coleccionismo, artesanía o antigüedades: libros, cómics, películas, juegos, ropa, herramientas, cerámica, cristal, fotografía, cuadros, pinturas, muebles, videos, discos, entre muchos otros.

Según ha indicado el concejal de Desarrollo Local, Adan Martínez, “los rastros municipales se han consolidado como un evento de referencia en la Sierra de Madrid, contando con una afluencia de usuarios estable y fiel, que posicionan a Collado Villalba como capital de la Sierra, también en el ámbito del comercio artesanal y de segunda mano”.